Save the ocean

En pocos años nos hemos vuelto plástico-dependientes. Los plásticos, han ido abriéndose paso en nuestras vidas hasta formar parte de nuestro día a día. Podemos encontrarlo en envases, cosméticos, ropa, y en multitud de utensilios y objetos.

Debido a esta dependencia, el aumento de residuos de plástico se ha visto incrementado a unos niveles inimaginables, y la mala gestión de los mismos ha provocado que, irremediablemente, acaben en los mares y océanos.

¿CÓMO LLEGA EL PLÁSTICO A LOS OCÉANOS?

A la hora de deshacernos de un plástico, éste puede acabar siendo reciclado; pero algunos terminan en las vías fluviales y en los océanos a través de diferentes mecanismos:

  • Sistemas de drenaje de aguas en zonas urbanas.
  • Agua que fluye por los vertederos.
  • Vertidos de basura deliberados.
  • Residuos abandonados.

Y así hasta una infinidad de posibilidades.

LOS IMPACTOS

Provocan múltiples problemas en la fauna marina, como enredos, asfixia o desnutrición.

Además, los plásticos pueden ser ingeridos por las especies marinas y llegar hasta nuestros platos a través de la cadena alimentaria.

Pero el problema no sólo se queda ahí, si no que la aglomeración de plásticos en determinados puntos del planeta, genera “Islas de plástico”.

¿QUÉ SON LAS ISLAS DE PLÁSTICO?

Son el resultado de más de seis décadas de vertidos al mar. Enormes zonas de los océanos donde se acumulan residuos no biodegradables, que van formando en la superficie una masa de plásticos. Algunas de estas áreas tienen un tamaño equivalente a Francia, España y Alemania juntas.

La formación de las islas se debe a las corrientes oceánicas que, a fecha de hoy, han ido moldeando un total de 5 islas de plástico.

Desde Tappy buscamos reducir en la medida de lo posible el uso de plásticos, por ello nuestros vasos son 100% compostables.

Está en nuestra mano cambiarlo. Haz que valga la pena.